lunes, 11 de agosto de 2008

Unión verdadera

La profundidad del sentimiento hipócrita se toma de ejemplo en situaciones sencillas y elementales del cotidiano. El amor por el prójimo sanguíneo, aquel emparentado que la vida impuso sin elección alguna, madre, padre, hermanos y hermanas, primos y primas, nuestros tíos y tías, abuelas y abuelos. La nombrada es la cadena común de un conjunto familiar que en muchísimos casos no es sinónimo de afecto.
Quién no conoce al menos un caso de conflictos familiares que comenzaron por el mal de todos los tiempos, el dinero?
Promesas que fueron solo palabras, o juramentos que se desvanecieron ante el deceso de aquella persona que mantenía con hilos la unión de los vínculos, son historias que toca muy cerca a la mayoría de las miles de millones de personas que habitan éste planeta. Es que acaso todo se mide desde lo enfermizo del capital?, en algunos casos, basta con anterioridad, darse cuenta que esos vínculos familiares solo se mantienen por una sociedad implícita desde lo económico, en otros se necesita la caída de aquel ser que fue el culpable de silenciar los problemas de fondo para acallar esas miserias humanas que permitía la unión por la simple unión para que el ave de rapiña, camuflado hasta el momento, dejé su actuación y comience su devastación.

¿Uno puede creer en la unión del hombre que está vacío de afecto, que su único destino proviene de tomar algo de la fuente opulenta o miserable?, por el momento son pocos los que creemos en esa verdadera unión y los que pueden identificar quienes comulgan con la palabra pero la desacreditan con la acción.
El tiempo podrá ser testigo que la unión verdadera será la que desobedezca los principios de la dominación, aborrecerá el individualismo, desterrara la riqueza en vano, despreciará la ambición y aislará el materialismo de la mente del hombre.Que esos tiempos estén cerca o muy lejos de nuestra vida, no se sabe, lo que es certero que todo tiene un comienzo y es momento de empezar.
Martín Suárez

miércoles, 30 de julio de 2008

Empecemos de nuevo

Muchas peleas o discusiones que existen, en una pareja por ejemplo, comienzan por situaciones menores, por hechos que ninguno de los dos al comenzar con la charla, habrían imaginado que terminaría en una fuerte discusión.
Si tuviéramos la capacidad de volver al comienzo de aquellas palabras “conflictivas” que terminaron en un distanciamiento en la pareja, nos daremos cuenta que muchas veces no recordamos cual fue el punto de inflexión de la pelea, sino que la misma se originó por otros temas que a ambos molesta y mucho.
Es por eso que muchas veces perdemos el verdadero problema de fondo, no nos ponemos a analizar si la discusión se dio por algún hecho actual, o algo que está oculto, escondido en los agujeros negros de una relación, sea esta de amistad, amorosa o familiar
Éstas situaciones inefables ocurren en la vida social, política y laboral.

En ocasiones fortuitas es obligación necesaria analizar cual es la raíz que desató un conflicto. Una vez que ese problema está en un estado de espera (Stand Bye), hay que observar por qué se agitaron las aguas. Podríamos decir que el autodenominado sector del “campo”, no conseguiría recibir ese nombre si alguien no lo hubiera pensado y propagado en los medios?, también podríamos poner como premisa que sin el apoyo de los mass medias nunca se alcanzaría el gran número de personas que apoyaron al denominado “campo” en Palermo, o que los individuos, que en su momento votaron a la actual presidenta, hoy la insulten a mansalva.
Pero por qué, el “campo” recibió tan enorme ayuda de los medios de comunicación, será por la gran cantidad de dinero que el sector agropecuario aporta todos los meses en avisos publicitarios, programas de televisión, radiales, suplementos especiales en los diarios, revistas, magazines, etc?
Son preguntas que no tienen una respuesta sola, y digo esto porque en el fondo, en ése fondo que quiero explayarme, se encuentra algo mucho mas significativo que el dinero proveído por esos sectores a los medios.
Preparar el terreno para apagar los nuevos objetivos políticos, que están muy alejados de lo social, pero que comparándolos con anteriores gobiernos, están mas cerca de lo que tantos movimientos sociales reclaman en sus bases.
Lo que más quiero en este momento es alejarme de las preguntas sin respuestas, o de aquellas que tienen demasiadas aristas, pero créanme que preguntarse y cuestionarse son las bases del razonamiento; Qué terreno preparó entonces el sector mediático? A qué políticas futuras tiene tanto miedo o quiere desterrar de las cabezas de los mandatarios???
Como siempre los medios piensan en su estrategia a futuro, por eso es que el solo hecho de recibir enormes cantidades de capitales no es el punto fundamental o el hecho que motivó a las empresas mediáticas a brindar tal apoyo a las 4 entidades del campo. Esas estrategias a futuro están vinculadas a la vida a largo plazo de los propietarios de los medios, ellos temen que la nueva ley de radiodifusión no respete los puntos impuestos en la dictadura y exacerbados por el menemismo a su máxima expresión.
Los mismos permiten a los empresarios mediáticos que posean mas de 20 medios de comunicación, entre radios, canales de televisión, diarios, revistas y portales de Internet.

Ese temor pudo apaciguarse con un manotazo de ahogado, los medios demostraron su poder nuevamente, en unión y solidaridad con ellos mismos, aprovecharon la mega-monopolización para dejar en claro que cualquier implementación política con “aires” sociales será deformada por ellos, manipuleada, alterada, trastornada, y si alguna ley quiere sacarnos el poder la opinión pública será aturdida.Lo positivo de todo esto es que hubo mentes que despertaron y de ahora en más objetarán cada palabra, cada imagen, cada título y cada mensaje propagado de la mano de los que anhelan su inmortalidad.
Martín Suárez

lunes, 21 de julio de 2008

Sin oxígeno

El silencio es posible alcanzarlo solo en el espacio, allí donde no existe forma de expandir o propagar nuestras voces, los ruidos, los sonidos, solo porque no se halla un elemento fundamental que garantiza la vida, el oxigeno. Algunos estudiosos del tema dicen a los gritos que en el espacio si existen sonidos, pero que nosotros los seres humanos no podemos percibirlos.
El sonido es uno de los elementos naturales de la vida que necesita tres condiciones básicas para que exista, un cuerpo que vibre, un medio que lo propague y un objeto que lo perciba; si no se cumpliera solo un punto de los nombrados, es imposible que el sonido se manifieste.
Por eso, por más que se estudie y se investigue años al respecto, ya fuera porque nuestros oídos “básicos” no perciben las altas o muy bajas frecuencias de los “sonidos espaciales”, aquí en lo sideral, el sonido no existe.

Hay algunas cosas que en la física, devenida de la naturaleza pero creada como ciencia por el hombre, son exactas y determinantes, existen o no existen, pero paradójicamente no todas las ciencias creadas por el hombre son cabales que se cumplen, mucho menos si no devienen de la naturaleza.
De aquí que aquello que escapa a los resultados esperados hay que formarlo para que se adapte, para que no huya de lo considerado como IDEAL.
Lo social, la ciencia psicológica y las de comunicación, son totalmente inexactas y es por eso que son las más peligrosas ya que el “científico” ensaya constantemente, prueba y error en busca de resultados que son solo parciales, temporales y/o circunstanciales.
Se determina por ley que un científico médico pase su vida tras las rejas si experimenta de manera directa en humanos las futuras curas de las epidemias más feroces, sin antes tener resultados contundentes que no atentan contra la vida de los individuos, esto se denomina como un ejercicio ilegal de la medicina. Lo que conocemos como “Mala praxis” o sea, realizar un acto indebido o incorrecto que ponga en riesgo (en éste caso) la vida de un individuo, también castiga al culpable y responsable de haber violado o utilizado de manera incorrecta una acción profesional.

El problema no se encuentra en si esto es correcto o no, eso está fuera de discusión, el inconveniente es que ésta ley no es aplicable a otras ciencias que también ponen en riesgo la salud y hasta la propia vida.
Las ciencias de la comunicación, como su nombre catedrático manifiesta, es una ciencia y como tal debe tener reglas y fundamentos que no deben ser violados o que perjudiquen el curso normal de la vida, pero aún nadie ha sido juzgado por “Mala praxis comunicacional y/o periodística”.
Tan difícil es tener en claro, que aquel que huye de principios básicos que favorecen a una mejor calidad de vida, está cometiendo un delito?
Parece que las acciones que no causan muerte instantánea, son difíciles de juzgar o casi imposibles de rotular como un crimen, pero al parecer, no se quieren enmarcar en un cuadro criminal.
A esta altura ya se estarán preguntando si mis “ciencias psicológicas” están algo alteradas, puede ser, pero agradezco. O acaso nunca se cuestionaron que algo que viole las leyes de la vida no está cometiendo un acto anti ético y moral que concluye en un crimen.

No es estar en contra de la vida cuando lo “comunicacional” crea enemigos, odios sociales, diferencias ideológicas, discriminación, posturas equivocadas o alejadas de lo esencial???
No se está cometiendo un crimen cuando lo difundido escapa a lo real, se obstaculiza el camino de la integración o realizan lobotomía mediática que borra todo registro del pasado???
Tal vez no sea pecado o no se viola la ley cuando no se quita la vida de un soplido, porque quizá la “justicia” piense que causar la muerte gradual de un individuo es un ciclo más de la vida, también debe imaginar que está bien inculcar a las mazas ideas contrarias, como elegir tal o cual político solo por su caudal económico y no por sus ideas que consideran utópicas, que es como decir, eso que dice nunca lo va a concretar.
No es infringir la ley todo eso??? No es un acto sanguinario???, la “mala praxis comunicacional” es la guerra futura, es el arma mas asesina, es la contaminación más cruel, silenciosa si no se presta verdadera atención, pero bulliciosa si se tiene en claro que solo no se quita la vida de un disparo.

Es probable que en un futuro, no muy lejano, el estado “vegetal” de la mente humana no solo se origine por el mal funcionamiento de nuestro organismo o por un accidente en particular, sino que sea causa de la confusión extrema, manifestada de manera conciente con técnicas de comunicación perfeccionadas, cuando incurran en el anti-ético y moral uso de la información.
Claros ejemplos se conocen de leyes que fueron creadas a partir de hechos que ofendían los principios fundamentales de la vida, causaban muertes repentinas y violaban la ley ya dictaminada pero de manera indirecta o muy poco común. No es hora que las leyes se adelanten a los hechos? que no esperen que se cometan mas asesinatos, que no sean cómplices de los futuros crímenes?.
La falta de oxígeno en nuestras mentes para tener ideas propias, para obtener conclusiones de lo que ocurre verdaderamente, son cada vez características menos comunes. De más está decir que esas ideas son generadas por la opresión comunicacional y la confusión desparramada por los medios, no esperemos a que éstas técnicas de comunicación se perfeccionen y se empleen para usos ilegítimos, incorrectos o indebidos. Si la “Mala praxis periodística” no existe como parámetro legal, que exista entonces como arma preventiva en la propia sociedad.
Martín Suárez

jueves, 17 de julio de 2008

NO

La historia no puede juzgar lo que no conoce. Durante años fuimos educados, acostumbrados, adiestrados, a vivir con lo mínimo indispensable, a que nuestros sueños se enfrentarán con la cruel realidad, con esa que por cada escalón subido retrocede decenas.
Cómo puede juzgar la historia algo que nunca vivió? Ésta solo sabe recordar, torturas, crímenes, desaparecidos, censuras, miseria, violaciones, represión, indultos, coimas, corrupción, masacres, guerras, invasiones, hambre y toda clase de atropellos a los derechos humanos.
Eso si se puede juzgar porque eso lo vivimos, algunos en carne propia, otros desde afuera, pero eso paso y todos lo saben nadie puede negarlo, porque sería negar la propia realidad contemporánea porque esas cosas ocurren en la actualidad, no de la mano que tiene el poder sino del rencor de aquellos que no obtuvieron el apoyo en la última elección presidencial.
Es por eso Sr. Cobos que la historia, la del hombre alimentado mediaticamente, aquellos hombres y mujeres que están acostumbrados a padecer los castigos de la realidad impuesta, como algo común, a vivir en condiciones indignas desde lo económico pasando por lo ético y lo moral.
Es por eso que la historia, ésa historia que llama terrorista a un hombre que quería cambiar el mundo, esa historia que sentencia como dictador a aquél hombre que piensa en su pueblo, que implementa políticas sociales, que invierte en salud, educación y cultura, esa historia que llama antidemocrático a un presidente que implementa constantemente una democracia participativa con su pueblo, esa historia que titula como país democrático a aquel que invade territorios, asesina etnias enteras, saquea recursos naturales y que genera hambruna en todo el mundo; Cómo puede juzgarlo esa historia? Y cuando hablo de “juzgarlo” me refiero a un juicio justo, al que tiene políticas que se apliquen a una forma de vida digna, ésa historia no va a juzgarlo, ésa historia va a alagarlo. Pero no se confunda Sr Cobos, ésa historia, la suya, la de los terratenientes y la que escriben las “grandes” enciclopedias mundiales, no se corresponde con la mía, con la de masas, con la de los trabajadores, con la historia de los niños que padecen hambre, con la de los desaparecidos, torturados, masacrados, ultrajados; ésta historia, la nuestra, sí lo juzga pero no dentro de cincuenta o cien años, ésta historia ya lo está juzgando, porque el hambre, la salud y la educación no necesitan más tiempo de espera.
Martín Suárez.

lunes, 14 de julio de 2008

Sin casuales, con causales

“Nada es casual” escuché en todos los años de vida que tengo, “todo es causal”. Como si fuese una regla precisa o una fórmula inviolable que siempre se cumple y nada puede detener su camino a ése resultado. He pensado varias veces quebrar ésta teoría de distintas maneras, en el amor preparaba encuentros (que parecían casuales) para arrancar con algunas “tácticas de seducción”; en lo profesional nunca anduve detrás de nadie que estuviese al mando, jamás mi lengua degusto el sabor de una media porque mas allá de no interesarme esa postura miserable, quería que lo casual alguna vez le gane a lo causal, definitivamente estaba pregonando en mi interior que la casualidad existía. Pero... los resultados fueron los mismos de siempre, lo que conseguí en la vida (poco o mucho) es culpa de la causalidad.
No tengo idea por que me empeciné en un momento de mi vida de quebrantar ésta frase, que se convirtió en teoría y luego en una regla esencial en mi existencia.
Las experiencias me demostraron que la casualidad no es un hecho mágico porque todo lo buscamos de alguna u otra manera salimos a su encuentro, inclusive cuando la postura sea de quietud. Por ahí puede adjudicarse a un hecho casual una pizca de suerte, o culpa al destino, pero nada de esto está comprobado.

Será por eso que mi gracia interior en estos últimos meses se siente dichosa, mas allá de los momentos que el país sufrió y sigue tolerando. Ante todo aclaro que el sadomasoquismo no es mi forma de vida, pero reconozco, sin soberbia alguna, que siento tranquilidad y regocijo interior.
Ocurre que cuando uno sostiene una postura durante años (actitud que se crea por experiencias vividas, por datos históricos y por hechos contemporáneos) y constata con hechos contundentes que está más próximo a la reconfirmación que a la decepción, siente un júbilo interno, individual, pero tambien se siente una decepción general de una parte de la sociedad, porque en la escuela de la vida nada han aprendido.
Escuela que manejaron muchos años profesores de la tortura, maestros del desabastecimiento, docentes de la corrupción y catedráticos de la muerte, que pese a su saña por enseñarnos y dejar bien en claro de que lado están, muchos alumnos no terminaron la carrera, no entendieron o no quisieron entender nada.

Deberá ser por eso que lo causal, en éste caso me deja ese gustito dulce y lo casual me rectifica nuevamente de su inexistencia, porque no es casualidad que algunos personajes políticos se alineen con verdugos de la niñez, del pensamiento y de la paz. Es redundante hablar de los terratenientes gremialistas del agro, sé que es redundante, pero a la vez es significativo y resume en un cuadro sinóptico que esta sociedad (en su conjunto) no está preparada para emprender cambios sociales, porque no quiere, porque no sabe, por lo que sea.

Tengo un método que siempre utilizo, es digamos, una forma solemne pero silenciosa y entretenida, aunque parezca irónico. Observar, simplemente observar, sin prejuicios, sin tendencia, pero con conocimiento de la situación, tener en claro que es lo digno y su antípoda, como lo blanco y lo negro con todos sus matices pero lo que importa aquí no es el matiz, solo concierne el resultado final. La línea que separa lo vivo y lo muerto no es fina, hay muchos años de anchura. Por eso observar en que lado se acomoda cada uno, es entretenido y triste paralelamente, porque amigos, seres queridos y algún que otro compañero de oficio, ha desnutrido su memoria al elegir el lado de la línea que más crímenes cometió y en silencio aún lo hace.
Por eso llamemos a las cosas por su nombre. Desde De Angeli y Eduardo Bussi (sus nuevos integrantes), desde el Movimiento Socialista de los Trabajadores, Vilma Ripoll y sus allegados junto a los mismos de siempre, los militares y la sociedad rural, Elisa Carrió, Eduardo Duhalde, Chiche Duhalde, Alfonsín, Barrionuevo, el Partido Comunista Revolucionario, Menem, Mauricio Macri, Bergoglio y colegas, junto a esa porción de la sociedad que se auto excluye del pueblo, son los que eligieron seguir como estamos, los que montan escarapela y besan la cruz, pero aprietan el gatillo del hambre, reclaman mano dura y mayor exclusión social. Los que eligieron esa postura son los que se acomodan de ese lado miserable de la línea.
Lo casual me demostró nuevamente que nunca existió, causalmente se agregan de ése lado de la línea algunos que pregonaban lo contrario a lo que hoy están apoyando.

lunes, 7 de julio de 2008

Murciélago informativo: Análisis del “Efecto radar”

El funcionamiento básico de un radar puede explicarse a partir de la experiencia de vida que tienen los murciélagos. Éstos tragicómicos animales son ciegos por naturaleza, su condiciones físicas no les permiten el tan preciado sentido de la vista.
Para volar de un lado a otro de manera rápida y precisa, emiten un sonido de alta frecuencia que al rebotar en uno, o varios objetos próximos, sus oídos perciben ese sonido repercutido en el objeto y de esta manera saben exactamente a que distancia se encuentra el peligro a evadir o la víctima a ser atacada.

Lo estático de los objetos y los seres vivos desprotegidos del ambiente y su naturaleza, dejan las puertas abiertas para que el roedor cometa su fin.

Podemos trazar un paralelismo entre el murciélago y su accionar por la vida, con el funcionamiento de los grandes medios de comunicación. Lo que aquí denominamos “efecto radar” no es ni mas ni menos que el gran “murciélago informativo” que emite su parlamento de supuesta objetividad, éste repercute en los “objetos periodistas” y en los “periodistas desprotegidos” y de ahí al público.
Pero aclaremos estas clasificaciones, sin ánimos de ofensa alguna.

1) Objetos periodistas: Son los que repercuten la señal original emitida desde la fuente informativa, sin discusión alguna, sin cuestionar absolutamente nada, solo por el simple hecho de pertenecer a su lista de empleados.

2) Periodistas desprotegidos: Son los que repercuten la señal original emitida desde la fuente informativa, por:
2 a) Carencia informativa.
2 b) Necesidad inmediata.
2 c) Necedad profesional.

El segundo caso (periodistas desprotegidos) es el arma más peligrosa y segura que tienen los grandes murciélagos informativos, cualquiera de los 3 puntos que se desprenden del 2do caso es tan peligroso como efectivo. Analicemos cada caso en particular

2 a) Carencia informativa: Los monopolios informativos no tienen competencia ni contrincantes por la escasez de medios alternativos que puedan imponer otro tipo de información, o con un punto de vista distintos al más difundido.

2 b) Necesidad inmediata: Es lo que realizan los periodistas de carencia informativa y los medios alternativos que no poseen fuentes de información propia, por sus costos. Los tiempos de producción para difundir en estos medios, es otro factor relevante.

3 c) Necedad profesional: Éste caso es uno de los más preocupantes, la pereza profesional, por falta de herramientas, por incompetencia o inaptitud, redondea a los periodistas desprotegidos y los convierte en voceros sin costo alguno para los grandes murciélagos informativos.

Éste análisis sencillo pero explicativo tienen su ejemplo diario, visto y escuchado en la mayoría de los medios. Solo hace falta escuchar algunas radios de baja potencia, o recorrer algunos blogs, donde periodistas novatos, y no tanto, repiten la información, pronuncian iguales términos a los difundidos por el gran “murciélago informativo” y opinan de manera idéntica o semejante.
Lamentablemente ocurre lo mismo con la audiencia que se empapa con el mensaje informativo de ésta jerga periodística. Automáticamente se convierte en un "público desprotegido".
Martín Suárez

martes, 1 de julio de 2008

La historia habla

Los medios Argentinos son expertos en crear historias conmovedoras, novelas atrapantes y cuentos descabellados. Pero en los últimos 3 meses se dedicaron a armar una gran película al mejor estilo Hollywoodense; no faltaron los "villanos", "héroes", "víctimas" y muchos extras, que la mayoría, no sabían que papel ocupaban en éste film. Algunos de ellos productores sojeros que gritaban y aplaudían por cada palabra que vociferaba ése nuevo “héroe”, la otra porción pertenece a vecinos bien acomodados en la sociedad y algunos desinformados o “des-historiarizados” (y permítanme la expresión) que apoyaban al nuevo “héroe” sin tener conocimiento con quién estaba éste o qué hicieron décadas anteriores los dueños de las tierras.
Una vez presentados los protagonistas de ésta película (auspiciado por Expoagro y sus presidentes, grupo Clarín, La Nación y aliados) se pasa a el desarrollo de la misma. Ahora nos encontramos en la etapa que el “héroe” muestra su grandeza poniendo en juego una de las actitudes más sensibilizadoras que tiene el hombre para atrapar multitudes, la victimización.
O acaso no es esa la imagen que quieren mostrar los medios, desde aquella liberación de rutas en Gualeguaychu cuando titularon de represión el alza a upas de éste “héroe” mediático contemporáneo, hasta poner micrófono y cámara en la retirada de la carpa verde en la Plaza de los dos Congresos. Ésa imagen patrañera está nuevamente tergiversando los hechos y engañando a la porción de extras deshistoriarizados, aunque cada vez son menos, porque la duda obligó a una gran cantidad a pasear por los tiempos más violentos y sangrientos de la historia Argentina e identificar a aquellos que están en contra de los que menos poseen.
El enemigo de los más desposeídos tuvo participación y toma de decisiones en la última dictadura como en las anteriores. En uno de mis lugares predilectos, la Hemeroteca Nacional, se puede leer una solicitada del 24 de Marzo de 1977, en la que los amigos del nuevo “héroe" expusieron:
(haga click en la imágen)

Como mencioné en otro escrito, una de las funciones de nuestros lamentables medios de comunicación es borrar la memoria, entre otras cosas. Pero uno puede olvidarse de éstos hechos? se puede estar a favor de los asesinos de siempre? No quiero juzgar ideologías no me importa en absoluto, pero aprendiendo del pasado, analizando iguales situaciones separadas por años, no se aprendió nada? Más que adoptar posiciones equivocadas lo verdaderamente preocupante es que los que apoyan a éstos seres siniestros, podrían tener bien en claro quienes son éstos y que es lo que ocurrió.
Martín Suárez

lunes, 30 de junio de 2008

50 y 50

Artificialmente siempre perseguimos imitar a la naturaleza. El pintor mediante un cuadro retrata un árbol en un plano unidimensional, la tecnología permitió darle profundidad, agregarle dimensiones 2, 3, pero por mayor efecto que se sume no será igual a aquel que se puede tocar con las manos, oler y escuchar el chacotear de sus hojas cuando corre una leve brisa.
Lo mismo sucede con la música que tomó vida cuando el hombre buscaba obtener con distintos objetos, los sonidos de la selva, de la jungla, o el lugar que habitaba. En un momento el sonido, acústico por naturaleza, logró transformarse en corriente eléctrica mediante avances tecnológicos, para luego ser amplificado y ser escuchado a la distancia. Al igual que la pintura primero fue unidimensional (sonido mono), bidimensional (estéreo) y finalmente el tan popular “Sorround” que intenta enviar sonidos desde distintos puntos en un ambiente para dar la sensación de sonido envolvente.
Por más que se insista y se tomé con soberbia distintas posiciones desde la ciencia y tecnología, no es probable que se iguale las características naturales del mundo, desde lo creado por el hombre y la mujer.
La realidad virtual, robots, imágenes tridimensionales y lo mas avanzado en conocimientos tecnológicos apenas sirve como forma de distracción, entretenimiento y ocio para la vida. Las ciencias médicas, desde la biología y microbiología tardarán muchos siglos más para entender el funcionamiento del cuerpo humano, otros seres vivos y distintos organismos.

Esto puede tener un final feliz cuando entremos en razón y tomemos conciencia que no podremos alcanzar la sapiencia de la naturaleza y mucho menos superarla.
Es por eso, quizá, que se hayan tomados caminos paralelos pero adversos a la vez, que crean distintas realidades.
El hombre logró distorsionar el verdadero sentido de lo natural, creando un mundo artificial para distraer a las sociedades del sentido único de la vida. Ésta mitad, el 50% inventado por la mente humana, busca plagiar lo ya inventado, lo conocido.
De la inocente ciencia y tecnología del entretenimiento, nació lo peor del colono pensamiento fundado en la ambición; La economía, como fuente agotadora de fracasos, es el principal enemigo y causa fundante de la realidad física que sufrimos en la actualidad.
Ésta pelea que tiene miles de rounds, pero que por barbarie el hombre disimula y alarga la lucha entre sus contrincantes, tendrá su fin cuando se vuelva a lo natural, a lo esencial. En el ring se verá el último round, cuando dejemos esas ambiciones, para nada naturales, que se adueñaron de la vida.
Ambición, poder, muerte, son sinónimos que convergen en el hombre mediocre y pone ante todo su desinterés en aquello que le dio vida.

Podremos algunas vez dejar de tener cotos territoriales, que diferencien mediante nombres artificiales, al “viejo continente” como la Unión Europea, al “nuevo continente” como América latina y América del Norte, y así sucesivamente con los distintas parcelas continentales que forman el mundo?
Es difícil, será muy complicado, mientras la ignorancia y la ambición y todas las miserias del hombre sigan seduciendo nuestra forma de vida.
Lo que ocurre tan solo en nuestro país con algunos arrendatarios del campo, es un ejemplo claro que no podremos salir de esas miserias humanas.
Lo mismo sucede con la UE que prohíbe el ingreso de inmigrantes latinoamericanos y otros continentes, mediante leyes que dictan cárcel, a aquellas personas con ansias de emprender nuevos rumbos en esas tierras.
Las guerras económicas desde el norte, impuestas por lo armamentístico, da una imagen del pensamiento contemporáneo. Éstas resultantes vomitivas, nos separan, nos incomunican, éste cáncer mundial nacido del propio no-pensar del hombre, comete el genocidio principal de la raza humana.
Martín Suárez

lunes, 23 de junio de 2008

Una cuestión de género o de conciencia?

Mujer 1 - ... si, y tu hijo como anda?
Mujer 2 - Bien muy bien en éstos momento está en el laverap, dejando la ropa sucia y después la pasa a buscar a la tarde.
Mujer 1 - Ahhhh y si Eduardo, mi hijo, también ayuda a mi nuera, cocina, lava, plancha.
Mujer 2 - Que cosa, sin palabras, que se le va a hacer...
Mujer 1 - Hasta la nena colabora y mi nieto también, junta la mesa y pone los platos en la pileta...
Mujer 2 - Y tu nuera que hace?
Mujer 1 - Ella trabaja, solo 9 horas en un estudio jurídico, pero cuando llega dice que está cansada..
Mujer 2 - la mía también, pero trabaja a la tarde... ya van a cambiar las cosas.
Mujer1 – bueno chau hasta luego.
Mujer 2 - saludos a tu marido chau.

Para los que entran asiduamente a éste blog les aclaro que no me voy a dedicar a la literatura de novelas, cuentos y todo eso, por el momento no, éste dialogo lo escuché hoy temprano en la panadería que está cerca de mi casa. Lo platicaban dos señoras, que conozco de vista, y enseguida me sentí identificado, pero muy bien identificado, es decir positivamente identificado con éste tema.
Se preguntarán por qué digo “positivamente identificado”, porque cuando uno sostiene un pensamiento con la práctica, aclara su situación interpersonal, al darse cuenta que no se engaña así mismo.
En éstos momentos convivo con mi compañera y compartimos absolutamente todo, charlas de varias horas, pensamientos (de vez en cuando), actividades, estilo de vida en pocas palabras. Pero lo que hoy he tomado conciencia es que no ayudo en los “quehaceres domésticos”, no, no ayudo para nada, hago.... mi compañera lo hace a la par y como si fuera un circulo vicioso, yo lo hago a la par de ella. Seguramente nace esa pregunta del conciente y dirá qué quiero decir con esto, simplemente que uno hace o no hace en cuestiones de iguales. La palabra ayuda en, por ejemplo éste caso, implica no tomar conciencia que va a hacer muy difícil salir de la práctica machista.

Que linda palabra, machista, machismo, ahhh pero está la otra también, feminista, feminismo, como si fueran pocas las fronteras y límites que marcan diferencias entre hombres y mujeres a esto le agregamos una nueva piedra política. Si leyeron bien, POLÍTICA, por que no es ni más ni menos que eso y como toda actividad política debe realizarse con conciencia.
Necesito aclarar, estoy en la obligación de hacerlo, que en temas de género (femenino, masculino) no puede hablarse de conciencia, o por lo menos de una buena conciencia, porque no se tiene. Todavía se mantiene ese rancio pensar, que la nena lava los platos... y el nene? A no... el nene tiene que ayudar al papá en el taller del fondo de casa, haciendo cosas de hombres.

Ése dialogo entre dos mujeres en la panadería, me puso en la situación placentera de comentar y analizar nuestra actual situación respecto a éste tema. Señoras, señores, esto nunca podrá cambiar, mientras mi género preferido y amado (aclaro, el femenino) siga siendo el sostén, la estructura principal de mantenerlo en pie, que el diálogo entre esas dos señoras, mientras realizaban las compras, tenga un contenido machista, superior que el que pueda contener el diálogo entre dos hombres, no me resulta extraño ni he escuchado nada nuevo.
Tengo en claro que, lógicamente, no todo el género femenino tiene pensamientos que refuerzan la idea machista, pero los invito a una interesante actividad de observación, usted señor padre de un hijo y una hija, o vos compañero, joven, o amigo que tienes una hermana, una novia o una amiga; la señora de la casa después de una rica cena... a quién le pide que la ayude con “los platos”?
Si verdaderamente queremos terminar con las diferencias POLÍTICAS de género, que desembocan en discriminación, tanto el femenino como el masculino tienen que evacuarse de irresponsabilidades, que su media naranja no se convierta en ¼ ni mucho menos, simplemente en su exacta mitad.
Martín Suárez

jueves, 19 de junio de 2008

Neuro-prostitución

La ley del menor esfuerzo mantiene sus raíces sólidas y agranda su región día tras día. Se aplica en lo laboral, en el amor, se encuentra en el habla en la escritura, en toda actitud cotidiana que el hombre y la mujer realiza o deja de hacer.
Ésta imposición que está “a la moda” implica despojarnos de nuestra claridad y contrarrestar lo que en un principio nos hacia bien.
La nueva ley del menor esfuerzo, se muestra como ejemplo para llegar al éxito, los aparatos mediáticos nos muestran a diario como ser una estrella exitosa, sin previa preparación, con nulo parlamento y pensamiento.
Pero hoy no solo encontramos que el medio “educa” a nuestros pares para no estudiar, no prepararse, no ser un agente participativo político, también ha implementado sus potencias para prostituir neuronas.

Las grandes empresas del mundo se mueven con las libertades que necesitan no solo por su caudal económico que les da poder, sino además por la compra de mentes despojadas de pensamiento crítico, confundidas hasta en la esencia misma de la vida, homologadas y normalizadas por “Normas” que alienan pensamientos y los remite a un punto de fuga.
Hoy no se necesita de medicamentos sedativos, tampoco se requiere de aquella vieja costumbre que tenían los manicomios que era la aplicación de corrientes eléctricas con ventosas en la sien, en este momento el contrabando de mentes, que se realiza con la compra, uso y abuso de neuronas mediante los medios de comunicación, está de moda.
Frases como ...”con los milicos estábamos mejor” ,”mano dura a los delincuentes”, ”hay que matarlos desde chiquitos” la tan mentada,”algo habrán hecho” una más contemporánea “todos somos el campo” y otra que mis oídos llegaron a escuchar en voz de algunos grupos políticos que pertenecían a la izquierda, (como el movimiento MST, el PCR y su Corriente Clasista y Combativa la CCC, entre otros) “campo, patria o muerte”... son enunciados armados por los proxenetas del pensamiento mediático, pero claro está, que éstas agrupaciones saben muy bien lo que defienden.
Lamentablemente esas frases tan escuchadas, nos demuestran que la "Neuroprostitución" trabaja las 24 horas.

Pero lo que aún me resulta más extraño y doloroso, es que algunos amigos, compañeros y educadores que tuve en la vida y muchos de ellos con pensamientos propios, hayan negociado su pensar desde la omisión , han entrado en el negocio de la “neuroprostitución”, lamentablemente y esto me causa mucho dolor, pasaron a ser soldados de la voz útiles al sistema mundial.
La falta de medios que contrarresten los efectos facinerosos de los monopolios mass mediáticos es el factor principal de éste viejo negocio de la “neuroprostitución” que últimamente ha fortalecido sus mensajes y ya no son casi imperceptibles como años o meses atrás, hoy son directos, no esconden su ideología, no ocultan su negocio, no disimulan su prioridad.
Como todo negociado con altos niveles de recaudación de dinero, hay víctimas que padecen las consecuencias, el de la “neuroprostitución” no es ajeno a esto, es el emisario principal de borrar la memoria, inmiscuir diferencias y enfrentamientos difusos, a mentes despiertas, pero dañinos para aquellas que reposan en tempestades.
Lamentablemente en Argentina, nos encontramos en el peor momento de la ecología mental, la ley del menor esfuerzo está más que nunca en práctica, se perdió el mínimo atrevimiento de pensar, con medios propios, con ideales propios y con voluntad de hacerlo.
Martín Suárez

miércoles, 11 de junio de 2008

Con otra ropa

“El camaleón mamá el camaleón, cambia de colores según la ocasión”. Sabía que en algún momento ésta letra de Chico Novarro, iba a ser de utilidad, no seré el primero ni el último que utiliza ésta frase tan trillada para explicar que está ocurriendo en nuestro país.
Década del 90, en la televisión Argentina se observaba un nuevo formato que "revolucionaba" lo conocido, empezó como un simple programa de deportes que hacia un resumen de las distintas actividades, fútbol, boxeo eran sus principales estrellas. Con el tiempo éste programa televisivo fue agregando bloopers, bromas, los peatones de Capital Federal eran sorprendidos por personajes que, supuestamente se reían con ellos y no de ellos.
Éste formato que hizo conocido el hombre de Bolívar, Marcelo Tinelli, fue ganando adictos que poco a poco se olvidaban de los problemas cotidianos, se entretenían con las chicaneadas, y blanqueaban su mente para reducir su panorama solo al ocio cerebral.
Ese programa que asumió en sus comienzos el rol de “algo distinto”, fue devorado por el mercado mediático, su número de audiencia crecía día a día, en pocos años el conductor paso de ser un simple bastonero presentador de notas y bromas, a un mega empresario.
Qué es lo que aquí ha sucedido, se habrán preguntado muy pocas personas, algunos dirán “éste pibe la tiene re-clara” ó “se lo merece tiene una mente brillante para la conducción y producción televisiva”...

Si medimos su éxito en millones de dólares, les aseguro que es uno de los hombre más exitosos y destacados de Latinoamérica, si evaluamos las consecuencias de su éxito, les afirmo que van a entender el porqué muchos de nuestros amigos, parientes, conocidos y demás personas, no tienen una participación vinculativa con distintos temas de nuestra sociedad y solo los motiva la diversión, el sexo que observan en sus hogares, junto a su esposa, hijos, padres, mediante la prostitución mediática de personas, que por el mero hecho de estar en boca de todos, muestran sus cuerpos desnudos y excitan a multitudes de jóvenes y no tanto.
La idea primigenia de éste formato fue vendida al poder de turno que se ahogaba en baba al enterarse que millones de personas observaban sus contenidos y ya no hablaban de economía con sus compañeros de trabajo, no discutían con el mismo fervor problemas políticos y sociales con sus amigos, poco a poco sus mentes se alejaban de los verdaderos problemas y sus bocas se enmudecían con una censura renovada.
Como se habrán dado cuenta, no descubrí el continente americano con éstos párrafos, pero tampoco los escribí para hablar de éste nuevo “soma” que llega a nosotros mediante ondas electromagnéticas transformadas en imágenes en nuestro televisor; lo que me preocupa es otro tema donde a los que no les importa la salud, la educación, el hambre, la inclusión, la vida y la muerte, mas conocidos con el nombre de “la derecha”, se adueñan de ideas y actitudes que en un momento eran “progre”.

Como siempre la antípoda de la mayoría se apoderó de las tendencias que más cantidad de fieles comprendía, y los tiempos que corren utilizan las mismas mañas.
Los gremios del campo, hoy fueron denominados como “la nueva derecha” en algunos medios, más precisamente en “Página 12”. Si bien queda atractivo como título para un informe periodístico, yo me cuestiono, pueden jactarse de modernos, aquellos que contribuyeron a todos los golpes de estado conocidos en nuestro país? Pueden ser llamados novatos éstas personas que piensan egoístamente en sus capitales? Deberían ponerse en la categoría de innovadores a De Angelí, Llambías, Gioino, Buzzi y Miguens? Éstos hombres que en los últimos noventa días renovaron contrato con el hambre, la muerte y la indiferencia, utilizaron esas técnicas de apropiación de ideales que nada tienen que ver con su forma de vida, con su pensamiento.
En su boca escuchamos que lo que ellos hacían era un nuevo grito de Alcorta, que estaban forjando una revolución desde el campo, que todos somos el campo y un raudal de apropiaciones en nombre de sus exagerados caudales. Nuevamente los enemigos de los más pobres, se disfrazan con ropajes ajenos y se camuflan según la ocasión. Éstos nuevos tiempos de confusión y de mentiras que quieren ser verdaderas, son los “nuevos” peligros que el hombre pensante debe enfrentar, conocer el pasado para reflejarlo en nuestro presente, no caer en el disimulo impuesto en la caja boba, no escuchar las palabras de aquellos, que al igual que el Diablo, mezclan mentiras y verdades para ser protagonistas de un nuevo robo del siglo, que solamente acarrean el pensamiento de masas hacia ideas que se resisten a la vida.
Martín Suárez

martes, 10 de junio de 2008

Sin pronóstico

Casi 30 años de vida me dan la certeza que la codicia del hombre nunca acabará. Lamentablemente veo a diario que esas miserias mutan, cambia de color, según de que lado encuentre uno su riqueza.
No es un simple y sencillo punto de vista, es estadísticamente exacto.
Hay personas que creen todavía en aquellos autores, músicos, letristas, escritores, pensadores, que en sus trabajos al ser leídos encuentran futurología, tratandosé de un tema contemporáneo, o actualidad si es que esos pensamientos se redactaron hace muchos años. Es más sencillo y cómodo pensar que algunos hombres posean esas sensaciones místicas porque si se diera lugar a una segunda opción, sería punzante para todos. Es por eso que las creencias del hombre, muchas veces se basan en el miedo al propio reconocimiento.
Podrán señalarme que existen letras de compositores de tango, por ejemplo, donde expresan que “el mundo fue y será una porquería”... algunos hombres que se llaman asimismo videntes, futurólogos, vaticinan golpes de estado, o el propio Nostradamus, denominado como el más grande de los profetas, con palabras confusas hasta puede pronosticar algunas guerras, o mejor dicho el hombre puede interpretarlas.
Si desterramos esa creencia de la existencia de personas con esencias ”antinaturales”, nos queda esa segunda opción mencionada, la misma tiene sus bases en la mediocridad del hombre.

Si nos ocurre lo mismo que nos dijeron que iba a suceder, si vemos que distintos sectores se agrupan para derrocar un gobierno como alguien pronóstico en su momento, si la crisis económica está fagocitando el hambre como lo anticipó el económico, no es culpa del destino es equivocación de los administradores del mundo y de los que dejan administrarse, si en el preciso momento que esto ocurre a nuestra memoria llegan las palabras de alguien que lo vaticinó, es que el hombre, la raza humana, por avaricia, codicia, ambición y falta de sensibilidad al prójimo, no evolucionó, sus acciones son cíclicas, se reciclan para emplearse de la misma manera, en pocas palabras sentó sus raíces en la mediocridad.Que el mundo cambie, no depende de un canje de sistema, hasta el régimen más xenófobo no persistiría si el cambio está en nuestra conciencia.
Martín Suárez

viernes, 30 de mayo de 2008

Dinero raptor

Los disparadores que encontramos día a día para pensar ciertos temas son innumerables. Muchas veces piden a gritos que los escuchemos y en algunos casos con un leve susurro prestamos atención.
El cambio de clima, de una estación a otra, provoca que desesperadamente empecemos a buscar esas prendas de lana, fibra y polar que abrigan nuestros cuerpos... Eso mismo ocurrió el lunes anterior, buscaba y husmeaba por esos rincones oscuros de mi placard para poder encontrar esas ropas. Entre las prendas que encontraba, había carpetas, fotos, cartas, hojas, folios, libros e inmediatamente me vino a la mente que ahí mismo faltaban muchas cosas más, faltaban otros objetos que hacen del todo a una persona, con esos que uno se identifica, se forma. Estaban las fotos que mostraban momentos y seres que me ayudaron, los libros, que gracias a ellos pude asimilar distintos hechos y criticar otros, cartas de personas que creía haber estado enamorado y algunos folios con cartas documento que trajeron a la memoria lo ignorante y malicioso que puede ser el hombre en nombre de su bolsillo. Faltaban comidas, discos, juegos, y algunos consejos de mi madre.
Pero de todos esos objetos que encontré y otros que imaginaba, hallé un pequeño papel con una frase que decía “Hombre: creación de la naturaleza, con razón, habla, actitudes y libertades”... si bien esa es una definición incompleta de su verdadero significado, me provoco una sensación de vacío la palabra “libertades” .
Comparé las libertades que tuvo la raza humana en épocas anteriores, miles de años atrás, incluso prehistóricas, libertad para crear en base a la necesidad, libertad para procrear, libertad para amar y desear al opuesto o al mismo sexo, libertad para intercambiar esas cosas que cada uno producía y les permitía vivir dignamente. Nosotros los seres humanos, hemos dicho muchas veces que el hombre evoluciona sin tener en cuenta lo antagónico de ésta palabra, la evolución parece involucionar proporcionalmente a medida que el tiempo vuela (porque ya no camina, ni corre como antes)...

El hombre contemporáneo no crea por necesidad, lo hace por 2 motivos y uno de ellos fundamental; el primero para brindar comodidad (sillones confortables, casas inteligentes, celulares, vehículos, etc) y el segundo para recaudar. Tampoco puede amar libremente, algunas religiones y leyes prohíben el amor entre el mismo sexo, aborrecen el “engaño” y no permiten que las mujeres o los hombres, que, supuestamente, representan a su Dios en la tierra, puedan desear, “concubinar”, procrear.
Por otro lado el intercambio de producciones alimenticias, textiles, artísticas, actividad más conocida como “trueque”, se ha perdido.
Aunque parezcan temas aislado, todos definitivamente todos, están relacionados con lo mercantil.
Lo económico se apoderó de las ideas, lo comunitario, las necesidades, el entretenimiento. Se adueñó del hambre, de la locura, del deseo, del placer. Corrompió al hombre, violó derechos, hurtó dignidad, achato mentes.
El dinero es el arma más efectiva cuando se quiere asesinar a culturas, pueblos, sociedades. El papel con valor económico se esgrime únicamente para cubrir necesidades individuales y no sociales, éste gran ladrón de vidas, brinda placeres a algunos pocos, haciéndoles creer que tienen el poder pero luego son arrojados como envases descartables hacia la mierda que ellos mismos defecaron, una vez que ya no les sirve.
La economía mundial sigue recaudando millones y millones de dólares, pesos, euros, yenes, reales, o el nombre de moneda que quieran ponerle, pero además éste gran aparato económico llena su estómago de sueños, esperanzas e ideales que no le pertenecen.
Éste engendro acaudalado maneja miles de casas de comidas rápidas, hoteles, hospitales privados, institutos, universidades, medios de comunicación, pero además es poseedor del cementerio más grande del mundo con clientes fijos que el mismo sale a buscar.
Martín Suárez

jueves, 29 de mayo de 2008

Hacia el infinito

Uno se siente insignificante ante la magnitud del universo, sencillamente una minúscula y microscópica partícula de materia, algo insignificante ante tal inmensidad.
Recuerdo cuando me contaron la mitológica o bíblica historia de David y Goliat, mi cara de asombro habrá sido muy exagerada, no recuerdo era muy niño, pero me sorprendí mucho con ese relato. Que un hombre de baja estatura derrotara a un gigante, era impensado, que una materia inferior venciera a algo de mayor materia es como algo ilógico.
Eso que tenemos asimilado como fuerza o poder, son pensamientos ilusorios, que el pequeño no derrote al enorme, es un razonamiento que en varios casos da como resultado falso.
Para éste caso no se tiene en cuenta la astucia o inteligencia del pequeño.
En éstos tiempos, la cantidad es poder y astucia al mismo tiempo. Mientras más dinero tenga soy más poderoso, tengo mayor inteligencia sobre otros, soy muy exitoso.
Éste razonamiento equivocado no tiene en cuenta, algunas miserias humanas, la ambición, la codicia, la indigencia y la corrupción, entre otras.
El ser exitoso económicamente, en eras capitalistas, está asociado a por lo menos dos de esas miserias nombradas, la ambición y la corrupción. Uno puede ser una persona adinerada y de buenos ingresos, por trabajar toda una vida, emprender negocios rentables y poner voluntad y esfuerzo a su trabajo, pero digamos que el hombre rico o millonario de la noche a la mañana, o en apenas 2 o 3 años genera demasiadas dudas.
Esa idea ambigua de ser exitoso y poderoso por la cantidad de dinero que uno posea, solo responde a un terreno capitalista.

Pero el capitalismo no solo nos llevó a equivocar razonamientos que únicamente hablan de, cantidad de dinero igual poder (dinero = poder), también es congruente a que el poder se mida en cantidad de personas. Un dirigente es elegido cuando recibe la mayor cantidad de votos. Esto sí está realmente vinculado a ese razonamiento, porque es cierto que un gobernador o presidente solo puede serlo si recibe la mayor cantidad de votos. Pero aquí la primera pregunta: si una manifestación lleva mucha gente al lugar convocado, significa que ése mandatario tiene poder?, digamos que en tiempos no mediáticos ésta pregunta tendría como respuesta un seguro SI, POR SUPUESTO.
La mediatización de las cosas, en éste caso actos políticos, lleva precisamente a hacer un espectáculo del mismo, ya dejó de ser un simple evento popular para convertirse en una gran organización de concurrencia, y no me refiero a que la misma sociedad se organiza para ir a presenciar tal o cual acto, éstos son organizados.
Esos sistemas de organización pueden ser, desde incentivos económicos, a ideales difundidos mediante propaganda publicitaria, o ambos.
Quiero decir con esto, se puede motivar a la gente que vaya a presenciar un acto político dándole dinero, o confundiendo su pensamiento político mediante los medios de comunicación.
Por un lado los mandatarios de solo 4 gremios de trabajadores agrícolas que, según los medios, representan al campo y por el otro, el presidente, en éste caso Presidenta que representa a la mayoría de los Argentinos, dada que fue elegida por el voto popular.

Altura, cantidad, volumen, expresiones que a gran escala dan poder, pero a veces son simplemente números y eso fue lo que se vio en ambos actos políticos del 25 de mayo, personas, números, cantidad, masa, volumen, de espectadores, que incentivados y/o mediaticamente confundidos, concurrieron y gritaban a favor de los mandatarios.
Hace falta aclarar que para éste caso tampoco importa la CANTIDAD de personas que fueron a un acto o al otro, como tampoco importó la altura de Goliat al ser vencido por David?, lo único que atañe, para ambos casos, y desterrando el pensamiento capitalista de éste razonamiento, es lo que está más cercano a lo cualitativo y no a lo cuantitativo, y solo podemos hablar de calidad cuando tenemos propuestas vinculadas a la existencia, a favor de la vida, en contra de la muerte y del hambre, en una palabra en beneficio del hombre.
Martín Suárez

El pensar es un deporte?

No entiendo muy bien que hace en la sección de deportes uno de los juegos mentales más complicados que me es muy difícil comprender, el ajedrez.
Será quizá, que pensando quemamos tantas calorías como entrenando?
O puede ser que siempre que pensamos se activa nuestro metabolismo y expulsamos lípidos.
Sí, soy otro de los tantos que asocia el desgaste físico a algo deportivo y no a un mero, aunque complicado, juego de mesa; Es más, estoy casi seguro que después de haber terminado una partida de truco sigo teniendo la misma panza que antes por más que juegue todos los días a la misma hora durante un año.
Después de haber hecho la prueba por varios meses he llegado a la conclusión que el desgaste mental no es un deporte, es más que eso, es un placer rebuscado que lo encontramos gracias a las cosas que nos faltan, como el afecto de una hermosa mujer por ejemplo.
Ése “placer rebuscado” muchas veces puede derivar en esos juegos tan difíciles, o en otros de entretenimientos como palabras cruzadas, sopa de letras, crucigramas, Playstation y un sin fin de ejemplos, como también regocijarse con la lectura.
Es a partir de éste último ejercicio visual /mental que puedo comprender la asociación que algunos hacen de la mente y desgaste físico, porque cada año realizo ambos, al mismo tiempo y termino muy cansado, gasto calorías, y disfruto de buena lectura si es que encuentro lo que busco.
La feria del libro es un buen ejemplo, sus amplias instalaciones nos permiten recorrer esquivando la gran multitud integrada por niños, jóvenes, adultos y personas mayores de edad, que al igual que uno miran, observan y trotan entre stand y stand pensando que libro pueden comprar, o en que salón deben meterse para disfrutar de las charlas que ofrece ésta gran maratón de hojas de papel.
Ya inmiscuidos en la “selva del libro”, y permítanme éste término porque una vez más el ego porteño nos hace creer que estamos en una zona aislada del mundo de los gritos, los bocinazos y las grandes máquinas de cuatro ruedas, pero dentro nos damos cuenta que la tensión por elegir entre tal o cual libro y esa sensación de soledad que el individualismo trae de la mano, nos recuerda que por más mugidos de vacas que se escuche alrededor y olor a bosta que se huela en el ambiente de la rural de Palermo, estamos en una de las zonas más transitadas y narcisistas de la capital.
La gran cantidad de libros, no de opciones, que nos brinda éstas instalaciones que cada vez pertenecen más a los matutinos diarios de mayor tirada, es una muestra más que por más buen poder de elección que tengamos, nos perdemos entre tanto dato, entre tanta información que nos ofrece éste gran mercado. Es ahí cuando contaminados con tantos títulos (pero no autores), no sentamos en una de esas mesitas que el solo ocuparla obliga a la compra de un rico café, con algo para comer que cuesta aproximadamente lo mismo que uno de esos libros.
Continuando con el término “selva del libro” que tranquilamente se la podría llamar así dado que entre animalito y animalito que uno advierte en esas tapas duras, vemos que algunos ya imprimieron su quintuagésima octava edición, aunque no estén entre nosotros, congelando las ideas e historias de sangre joven, no nos tenemos que olvidar que en ese lugar se apareó la raza “hijisdeputus” en cada golpe de estado y que hoy en día se escuchan gemidos de placer de grandes bestias que se emparejan en búsqueda de una nueva raza similar por esos largos y anchos salones.
Por eso la premisa que en principio me resultaba falsa creo que no lo es, si el pensar está asociado al desgaste mental y físico que uno realiza cada año en la gran carrera de la “selva del libro” tengo que reconocer que el tablero de la reina y los peones es una gran deporte, de mucho menor riesgo, pero deporte al fin.
Martin Suárez

Mucho significado (escrito 03/04/08)

Chorros, negros, indios, cacos, Cakitos, villeros, oscuros, negros de mierda, drogadictos... - ehhh cuánta agresión... y aunque parezca mentira hay personas que no consideran a éstas palabras como agresivas y a otras como, indio, la pronuncian para agredir a alguien que tiene rasgos diferentes. Qué tema. Año 2008, derechos humanos a flor de piel, en nuestro país por lo menos, después de tantos años de democracia éste gobierno fue el único que reconoció que los apodados “terroristas” luego desaparecidos, no eran terroristas, sino que eran chicos, jóvenes que luchaban para cambiar a éste país y convertirlo en algo mejor, también salió a la luz que no existió la tan famosa “teoría de dos demonios” que fue tan bien manipulada por las fuerzas armadas y los medios de comunicación de la década del 70, 80 y 90, que ohhh casualidad son los mismos que salen hoy al aire.

Éste gobierno también abrazó a las Madres de Plaza de Mayo, a las Abuelas,
que tantos años lucharon para sacar la verdad a la luz, verdad que sin lugar a dudas la tuvieron que parir. Después de tantos años los ministerio de desarrollo humano y el de derechos humanos, funciona mucho mejor que antes, pero falta... falta y mucho... Hay que mencionar que la educación todavía es un punto que se tocó a medias tintas, o directamente no se ha invertido en el tema, reestructurar la educación tiene que ver con inversión, económica y mental. Hay que crear nuevos programas educativos que no avalen más viejos parámetros que tanto daño le hicieron al mundo.
Por más que digan que la educación privada es la única que brinda una solución factible a la ignorancia, ésta se hace notar en la gente, que, cuando todavía quiere insultar, y convencido que lo hace, dice palabras como negro, villero de mierda, chino, negro sucio, boliviano, paraguayo, peruano de mierda, etc, etc, etc... palabras que también se escuchan puertas adentro, en nuestros hogares y no solamente los que habitan los mismos. Los medios participan de ésta enseñanza también.

El otro día, escuchando radio pude darme cuenta de que nos falta mucho... Fernando peña hacía la introducción a una nota, en la cuál el entrevistado era Luis D´elia, de una manera digamos, espontánea, Peña presentó a D´elia como... “tenemos una nota de color negro”... si, lo dijo así... si bien para Peña considerado como un trasgresor mediático, esto es común, digo... llamar a las cosas que la sociedad considera como insultos que ya están impuestas como palabras de ofensas, usarlas sin que esto pueda llamar la atención y dañar a nadie, inclusive al entrevistado. Llamar negro a alguien... con lo que todo eso representa, por el uso y abuso de desprestigio que la sociedad le fue dando es cómo decirle a alguien Hijo de puta...
Para nada digo que esto es culpa de Peña, que luego D´elia lo haya insultado tampoco, uno puede justificar y entender que las cosas que dijo D´elia, que tan errado no estaba, las podría haber dicho, sin tanto insulto, pero es comprensible.

La Real Academia Española (RAE) en sus grandes diccionarios y pequeños también pone algunos significados, sinónimos de la palabra “negro”, entre ellos podemos encontrar; oscuro, apagado, noche, deslucido, Infeliz, infausto, desventurado triste, melancólico,, pero también se lee; enfadado, irritado, sucio, ilegal, muy sucio, mugriento, asqueroso, etc, etc, etc.
Otras cosas que nos pueden llamar la atención, en las artes por ejemplo, en las audiovisuales se clasifica como Cine negro a aquel “que se desarrolla en un ambiente criminal y violento”.
Cuando hablamos de magia, calificamos a la “Magia Blanca” como la que se encarga de realizar las cosas buenas y bellas de éste mundo, mientras que la “Magia Negra” invoca a los demonios del universo para realizar todo tipo de maldades.
Hasta simbólicamente la paloma de la paz es blanca, mientras si se cruza un gato negro delante tuyo , es mala suerte.
Trabajar en negro es ilegal y estar en blanco es lo que pide un obrero y los gobiernos de distintos países. Cómo no sentirse insultado al ser llamado negro si una “negra” en música vale la mitad de una nota“blanca”.

Hay que cambiar y si hay que cambiar muchas cosas que hasta hoy, siglo XXI están institucionalizadas. Llamar a las cosas por su nombre, no significa desbocarse, cómo hizo D´elia en el ejemplo con Peña nombrado anteriormente, pero es comprensible que quienes son y somos agredidos desde hace siglos, de boca en boca, por escritos, en instituciones, y en cada lugar del mundo que visitemos, se nos chifle el moño y putiemos a mansalva a quienes hoy en día quieren mantener estas ideologías o no hagan nada para escapar de ellas.
Espero que algún día, no tengamos la mente tan negra, perdón, no seamos tan cerrados y tengamos en claro, perdón... abramos la mente para llamar a las cosas por su nombre.
Martín Suárez

Barrotes que no se ven

Simplemente no escuchamos lo que nos dicen, oímos, como cualquier ser humano o ser vivo de éste planeta. Cómo que no escuchamos? Qué dice éste pibe? Quién sos para decir que todos estamos sordos?... no, no, no, no... no dije que están sordos, miren lo que están leyendo, no vean, como cualquier ser humano o ser vivo de éste planeta...
Éstas son las diferencias que nos permiten pensar, o repetir... éstas son las diferencias que demuestran con quién podemos discutir ciertos temas, o a quién debemos integrar, para no ser tan permeable.
Si bien la verdad nunca es cierta, sino relativa, tenemos en nuestras manos, todo por hacer y no por esperar. El simple hecho de ponernos de pie todos los días, es una acción que no debemos abandonar, pero que no alcanza.

Tampoco alcanza con ir a trabajar, después de tomar el colectivo, tren, subte, para terminar en la fábrica, oficina o en el puerto, levantando mercadería de los barcos.
No alcanza con casarse, tener hijos, formar una familia, llamar a los amigos, hacer negocios, cuidar a los nuestros.
Simplemente todo esto no alcanza, aunque creamos que sí y nos sintamos contentos por ello.
No alcanza con hablar de algo y no dar el ejemplo, tampoco alcanza dar un consejo de esas palabras que un amigo quiere escuchar para dejarlo contento, o ser duro, usando palabras horribles que lastiman aún más al ser querido...

Entonces qué es lo que alcanza... la verdad, casi nada, pero lo más próximo es pensar y actuar para los demás, y ése “demás” no se prolonga solo a nuestro entorno, o a nuestro país, o nuestro mundo, simplemente se prolonga, y mientras más se prolongue mejor aún.
Para empezar debemos hacer todo lo contrario que el sistema actual (que se apoderó de nosotros) hizo, hace y seguirá haciendo... algunos ejemplos; debemos matar la indiferencia, escuchar, mirar, prestar, dar, hacer, no sentirnos especiales por sobre los demás; éste punto es fundamental y dá lugar al individualismo si no lo desterramos.
Individualismo, todo empieza por ésta palabra, el egoísmo, el narcisismo, el amor propio y el odio por algunas personas.

No es casual, que ésta época, que algunos la denominan, como la “era de la comunicación”, estemos mas incomunicados que nunca, como en una cárcel pero sin barrotes visibles, con largos pasillos que cuesta llegar mucho más que antes al diálogo con otra persona. Son esas máscaras que de apoco se fueron metiendo en nuestras vidas, las que no nos dejan mirar a los ojos de la gente que camina a nuestro lado; grandes anteojos de sol (también se usan de noche) que tapan ¾ cuartos del rostro son los preferidos por los más jóvenes, peinados con cabellos planchados que permiten escapar de la mirada directa de los demás ocultándose debajo.
Claro algunos podrían denominarlo simplemente como moda, pero ésta alienación , en donde son todos semejantes, iguales unos a otros, con ropas de colores, medias oscuras y chalecos muy llamativos, permiten escapar al individuo de una manera diferente, se pierden, desaparecen de la vista del otro, siguiendo la moda. Hay que aclarar que esto es manipulado desde los mass-medias y avalado por éste sistema.

Pero la tecnología es la que hace aun más fuerte la ruptura del laso entre individuos, no es casual que, en un mundo donde todo aumenta, absolutamente todo, la tecnología para la comunicación sea uno de los sectores más económicos. Desde 2002 en adelante, por lo menos en nuestro país, se hizo mucho más accesible ése sector en nuestra sociedad; estar constantemente en estado de alerta esperando un simple llamado telefónico, o un mensaje de texto, nos hace dependientes de nuestro nuevo juguete de 200, 300, 400 ó 500 pesos. Esa dependencia nos obliga a no prestar la misma atención a los bellos lugares que nos rodean en el transcurso del viaje hacia nuestro trabajo, a no involucrarnos en la realidad de otro individuo que viaja a nuestro lado.
Si todo esto fuera poco, la aparición de los conocidos Ipod´s (que reemplazan los Walkman) cierran de manera casi perfecta, el circulo de aislamiento del individuo; qué otra idea mejor se nos puede ocurrir para separar totalmente a una persona de todo lo que la rodea enchufando horas y horas de música en sus oídos?
Parece mentira, pero nos dejamos gobernar tan fácilmente, adquirimos todo lo que consideramos indispensable para hacer nuestra vida más feliz y olvidarnos de que el mundo existe, por lo menos durante unas horas, nos convertimos en autistas modernos y útiles muy útiles a los que buscan la NO participación del individuo, la no solidaridad de éste en otras palabras el aislamiento total de vínculos que traerá mayor rentabilidad y menos dolores de cabeza al sistema.
Martín Suárez